Encontrarse con uno mismo

Dos gusanos vivían en un árbol frondoso.  En un momento dado, uno de ellos, movido de un fuerte impulso interior, comenzó a encerrarse en un capullo de seda.  Hasta ese momento los dos habían sido amigos. ¿¡Qué estás haciendo!? Gritó espantado su compañero,  ¿Te has vuelto loco? El impulso era tan fuerte que el gusano no respondió.  Era un gusano que se emocionaba con facilid...
Read More