El Dar Enriquece

Mi amada compañera me llamo alarmada,  un invitado no invitado estaba en el cuarto donde duermo a veces y que se hace de bodega de tereques de mi hija Luz.

Allí se van apilando juguetes, peluches y sobre todo columnas de ropita de mi niña, a la espera de como es tradicional sahúme o cure con fuego y humito de olor, el palo santo, la alhucema, el romero, el copal y otros seres de luz que se brindan generosos para bendecir la ropa de mi niña.

Mi hija crese rápido y su primera cunita, la que nos regaló con tanto cariño mi amigo René,  la desechamos por que le quedo pequeña y la dejamos apilada en un rincón del cuarto junto a algunas cosas hace ya algún tiempo.

Y ahí estaba muy cómoda……   de un hermoso verde esmeralda y en texturas divinas con cara tierna y una cola largamente fina, una bebe iguana.

Al principio el temor me hizo acercarme con recelo,  un tiempo atrás mi brazo ya había sufrido el latigazo de una cola semejante.  Me confronto una mirada infinita y moviendo la cabeza hacia a mí,  se quedó inmóvil….   Igual que yo.

No sabía qué hacer, así que solo me quedo mover la cuna un poco para ver si ella salía por su propia iniciativa…… pero no fue así.   Lo intente otra vez y nada…….

Entonces comprendí que ella estaba más asustada que mi compañera Roxana y yo,  no estaba en su lugar……  hice un tercer intento y con rapidez la iguana fue a buscar refugio debajo de la cama.

Tomé una vara para poder motivar a nuestro visitante para que pueda salir,  pero algo me freno,  ese sentir vino de adentro y dejo mi mano quieta,  me ubico en esos entornos fuera de mí (o dentro) que a menudo visito…..

Es un entorno donde las voces empiezan como un murmullo que dura unos instantes para luego poco a poco en tonos diversos, ritmos, volumen, armonía, color y textura, se van aclarando, van aclarándose las palabras….

¡los espíritus,… el gran espíritu habla!. …  ¿qué dijo esta vez?

Me hablo de compasión,  de compartir con la visita como se hacía antes,  que todos los seres, incluso los humanos …   deben tener nuestro respeto.

Que me tranquilice porque el miedo a lo desconocido hace que tengamos comportamientos absurdos.   Fácil era tomar la vara y golpear,  agredir al animalito para alcanzar la tranquilidad en la casa sin mirar al SER y a la vida a la que agredimos y el daño que causamos.

Me dijo que hable con la iguana.  Que le hable de mi sentir…..  de cómo se sentían Roxi y Luz por su inesperada visita y que sobretodo la escuche…

Y así fue…  Al hablar con este SER,  al agradecerle por su visita,  pedirle disculpas por el trato y con un poco de vergüenza y pena pedirle que salga de la casa.   Pare la confrontación fácil por el dialogo amoroso.

El dar me hizo sentir bien, no necesito gratitud …..  aunque sé que el que agradece se engrandece.  Por eso agradezco el permitirme dar.

Que gran don!!!

Agradezco a este animalito por permitirme amarlo, no violentarlo, compadecerme con él y saber que el dialogo es posible entre todos los seres.

Hablo mucho, no dijo nada.

En el tiempo que fui a la cocina a tomar un poquito de agua…   en silencio  salió de la casa.

The following two tabs change content below.
Avatar del usuario

Cesar Ayala

Cesar Ayala Desde chico se me dio con naturalidad el silencio, la soledad y el encuentro con la divinidad en una herencia amalgamada de misticismo cristiano, arte y chamanismo. Soy maestro de arte, el me ha acompañado en mi camino espiritual: dibujo, pinto, canto, hago expresión corporal y teatro, comparto la experiencia sanadora del arte, con niños, jóvenes y adultos que anhelen verdaderamente vivir esta experiencia.Mi búsqueda y sanación personal me llevo al mundo del Chamanismo, donde fui iniciado en la Medicina de la Ayahuashca, soy Guardián y Guía Ceremonial de Fuego y Tabaco. Tengo conocimientos Ancestrales y me inicie en los nueve ritos del Munay Ki. Además, soy Master en Usui Reiki, Reiki Angélico, Sanación Pánica y Sanación Reconectiva.
Avatar del usuario

Latest posts by Cesar Ayala (see all)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *